La dieta Barf puede tener bacterias peligrosas para su mascota

La dieta Barf puede tener bacterias peligrosas para su mascota

Al momento de comprar el alimento para nuestros perros debemos ver más allá del envoltorio pues podemos estar adquiriendo un producto que podría poner en riesgo la vida de nuestras mascotas.

Estudios realizados por universidades de Estados Unidos han comprobado que los productos de la conocida dieta Barf (Biologically Appropriate Raw Food) contienen bacterias que representan un riesgo para la salud de las mascotas que la consumen.

La dieta Barf, que en español  se traduce como Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada, es considerada superior a los preparados de carne o galletas (procesados industrialmente) por contener ingredientes no industrializados como carne, órganos y vegetales crudos, los cuales se suponen frescos y naturales.

Además de ser un alimento sano para la mascota la dieta Barf tiene otras ventajas sobre la salud de su mascota ya que mejora su pelaje, sistema inmunitario y reduce las alergias.

No obstante el no ser sometido a procesos químicos como la deshidratación, los hace propensos a sufrir riesgos microbiológicos, lo que se traduce en la aparición de bacterias que pueden ser mortales para nuestros perros.

La dieta Barf
La dieta Barf puede tener bacterias peligrosas para su mascota
Índice()

    Detectan E. Coli y Salmonella en productos de la dieta Braf

    En el año 2017 investigadores de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas y el Instituto Nacional de Veterinaria de Suecia realizó el análisis de un número de muestras de productos Barf provenientes 10 almacenes ubicados en cinco países de Europa. El resultado fue alto contenido de bacterias como la E. Coli, C. Perfringens y Salmonella.

    Los niveles máximos de bacterias establecidos por la Unión Europea superaron los límites de 5.000 bacterias por gramo, con 52 por ciento en 60 muestras analizadas. El tipo E. Coli, que indica la presencia de materia fecal, estuvo presente en un tercio de la muestra. Mientras que el C. Perfringns, también marcador de contaminación fecal, se encontró en el 30%.

    Te puede interesar:  ¡Cuidado! Los síntomas de enfermedad no siempre son visibles en tus perros

    La Salmonella, relacionada con la infección de animales a personas, se encontró en el 7 por ciento. Esta bacteria no está permitida en ningún producto alimenticio para animales.

    Otra bacteria detectada en el análisis de la dieta Barf fue la Campylobacter, que se desarrolla en la carne de cerdo, fue hallada en tres muestras.

    De acuerdo a los expertos estas bacterias aparecen a consecuencia del mal almacenamiento de los alimentos crudos. Ya que estos productos no son pasteurizados (lo que permite una mayor duración)  están en riesgo permanente de desarrollar riesgos microbiológicos.

    Recomendaciones

    Los científicos suecos advierten que las bacterias que contienen los alimentos de la dieta Braf representan un riesgo para la salud de las mascotas y también para los humanos, en especial niños y ancianos, ya que son susceptibles a infecciones.

    Por tal motivo recomiendan el buen almacenaje de los alimentos para evitar la posibilidad de un proceso de descomposición y la aparición de bacterias. La limpieza y la temperatura será determinante para la durabilidad de los alimentos.

    Recuerde que su mascota es un miembro más de la familia, el que siempre dependerá de sus cuidados, así que su buena salud será el resultado de su dedicación.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web usa cookies para cumplir con todas las regulaciones y brindarte una navegación segura. Info