¿Por qué mi gato maúlla tanto?

¿Por qué mi gato maúlla tanto?

La convivencia con gatos muchas veces puede traernos alegría y otras veces, preguntas. En ese sentido, ¿Qué sucede cuando un gato maúlla? O mejor dicho… ¿Por qué mi gato maúlla tanto?

Cuando tenemos una mascota, es importante aprender a reconocer e interpretar su conducta para mantener siempre una buena comunicación. Cuando hay una relación de amo y felino, es bueno tener esto presente en todo momento.

Por ese motivo, hoy vamos a descubrir un poco más acerca de la conducta del gato y la razón que tienen para maullar. De esa forma, podrás entender mejor su conducta y la comunicación será más sencilla.

gato maullando
gato maullando
Índice()

    ¿Los gatos por qué maúllan?

    Es evidente que hay una relación estrecha entre maullidos y la comunicación que tienen los gatos. Y es que, a primera vista, podemos pensar que los maullidos son simples sonidos que vienen acompañados de gruñidos, bufidos o lloros.

    A esto hay que sumarle su extraña pero peculiar movimiento corporal que terminan de completar su forma de comunicarse bien sea con la misma especie, otros animales o los mismos humanos.

    Asimismo, si bien para nosotros es algo que no es fácil de percibir, los gatos sí que despliegan su comunicación por medio del olfato. La emisión de feromonas también es parte de su forma de comunicación.

    Con ello y como pasa con cualquier lenguaje, el maullido como tal se proyecta de diferentes maneras. De hecho, dependerá mucho de lo que quiera expresar el felino en el momento. Eso sí, es posible que estemos frente a gatos muy parlanchines mientras que otros, rara vez maúllan.

    En caso de estar en presencia de un gato que no hace maullidos, deberás fijarte qué otra forma de comunicación utiliza para entenderlo. Por ejemplo, el lenguaje corporal de los gatos es muy común y es uno de los preferidos de estos animales.

    Jamás debes ignorar algún maullido ni el reñir del gato porque él simplemente está intentando comunicarte contigo. ¡Atiéndelo!

    Se trata de una de las peculiaridades más pintorescas de estos animales y es bueno intentar entender su comunicación para fortalecer la relación.

    ¿Tu gato maúlla raro? Puede deberse a esto:

    En caso de que tu gato maúlla lo haga con frecuencia y de manera extraña, ¿a qué se deberá esto? Si no tienes la capacidad de descubrir qué pasa exactamente y sientes que los maullidos tienen una tonalidad distinta a la habitual, debes acudir con el veterinario de inmediato.

    Si sientes que el gato maúlla, pero, está un poco ronco, seguramente padece de una enfermedad respiratoria como, por ejemplo, la rinotraqueítis. En caso de padecerlo, lo más probable es que muestre afecciones como inflamación en las vías respiratorias, pérdida de apetito, secreción ocular y nasal, etc.

    Otra posibilidad es que, si tu gato deja de maullar por completo, puede deberse a una causa física en específico. No descartes la posibilidad de que tu gato sufra de estrés. En estos casos, lo mejor que puedes hacer es llevarlo con un veterinario y descartar posibles enfermedades.

    Por otra parte, si es alguna alteración en su conducta, tendrás que ponerte en contacto con algún etólogo o profesional que estudia la conducta de los felinos.

    Te puede interesar:  ¿Cuáles son las 3 mascotas más comunes en el mundo?

    Subir

    Este sitio web usa cookies para cumplir con todas las regulaciones y brindarte una navegación segura. Info